martes, 23 de noviembre de 2010

X Tapas&Blogs: Santa Teresa en Ávila

El pasado 13 de noviembre tuvimos la oportunidad de asistir a un viaje gastronómico organizado por los chicos de Tapas & Blogs. Fuimos a conocer la fábrica de productos Santa Teresa en Ávila y después acudimos al restaurante La Flor de Castilla a un menú degustación organizado por Santa Teresa; y la experiencia nos encantó.

Santa Teresa es una fábrica con una línea extensa de productos (que entendimos que se hizo famosa por sus productos derivados del huevo y del membrillo) y este año está de manteles largos celebrando sus 150 años de vida. Conocimos la fábrica de productos de huevo, en particular, las líneas de yemas, de huevo hilado y de pastas. Y también tuvimos la oportunidad de ver las instalaciones del obrador de membrillo.

El huevo fue toda una experiencia. Nos tocó ver como los artesanos de Santa Teresa hilaban huevo y hacían yemas. Respecto a estas últimas, lo más interesante es que son un producto muy delicado: "el mejor petit four del mundo", con la vida más trágica imaginable. Tan pronto como la yema sale de la mano del artesano que la revuelca en azúcar, empieza a perder propiedades de tal manera que después de 2 meses de estar en la caja ha vuelto a ser huevo. Santa Teresa ha invertido mucho en tecnología para empacar el producto de tal manera que no pierda propiedades mientras permanezca cerrado. Sin embargo, el mejor momento de su vida es ese brevísimo instante en que sale de la mano del respostero y nosotros tuvimos la oportunidad de probarla ahí mismo. Quienes no hayan tenido esta suerte, no se imaginan la delicia que es. La pusimos en la boca y literalmente se derritió en la lengua dejando un sabor azucarado exquisito. Curiosamente, en ese primer momento---el mejor momento de su vida, reservado para sólo los afortunados---la yema no sabe a huevo. El sabor a huevo es un defecto que aparece conforme se hace vieja la yema. Reitero, el mejor petit four del mundo con la vida más trágica.

El obrador de membrillo también fue toda una pasada. Estaban ahí montones de kilos de membrillo recién traídos de Extremadura: hermosos, grandes, amarillos, invadiéndolo todo con su perfume delicioso. Tuvimos la oportunidad de ver como colocaban las lonchas de carne de membrillo---al recordarlo se me está haciendo agua la boca---encima de la tarta de queso Santa Teresa. Otro producto exquisito.

Total, esto fue el paseo a la fábrica. Verdaderamente valió la pena e hizo verdaderos creyentes de nosotros en los productos Santa Teresa.

De aquí nos llevaron al centro de Ávila. La ciudad es interesante; en particular su muralla tan bien conservada. En Ávila A. y yo nos escapamos un ratito para callejear por la ciudad. Vimos la catedral, el mercado, el colegio militar y subimos a la muralla.

Luego de esa rápida visita a las 14:15 ya estábamos en el restaurante La Flor de Castilla para el menú degustación. Probamos 9 platos. Los más impresionantes fueron el gazpacho de Raf; el salmón con huevo hilado---el que nos faltaba probar de la fábrica, también exquisito. Crujiente, con un toque de dulzor, que combina muy bien con el salmón ahumado---; la brocheta de membrillo y queso de cabra enebro; la sopa de pescado y el morcillo. De postre la tarta de queso y membrillo y más yemas. Y todo bañado con un muy buen Ribera del Duero: Damana Crianza 2005. Lo que más nos impresionó es que todos los productos que probamos eran también Santa Teresa. Tiene una línea de productos preparados increíble. Además de membrillo, yemas, pastas nos trajimos el queso enebro y morcillo.


Gazpacho RAF Santa Teresa


Brocheta de Queso Monte Enebro con membrillo Santa Teresa


Salmón con Huevo Hilado Santa Teresa


Pastel de Cabracho con Mayonesa oliva virgen Santa Teresa


Sopa de pescado Santa Teresa


Pastel de erizo con bechamel Santa Teresa


Morcillo con puré de Patata Santa Teresa


Tarta de queso y membrillo Santa Teresa


Yemas de Santa Teresa

Como podrán ver fue un viaje redondo: convivimos con todos los blogueros de Tapas&Blogs, conocimos una gran fábrica que verdaderamente ama y mima lo que hace---y se nota en la calidad de sus productos---, comimos delicioso y conocimos Ávila. Felicidades y muchas gracias a Dani y Alfonso por la organización.

4 comentarios:

Caminarsingluten dijo...

Muy buenas fotografías, para une estupendo día que pasamos todos juntos, disfrutando de estos platos.

Besotes

Ana y Víctor.

Pintxo dijo...

Genial la crónica!

Belén - Cocinar para dos dijo...

Deliciosa crónica!! Me ha encantado cómo hablas de las yemas! Un besote enorme!!!

Claudia dijo...

Muchas gracias a todos. Lo pasamos de maravilla con ustedes.

Dani,

Error corregido y gracias por hacérmelo notar.

Ana y Víctor,

Encantados como siempre de compartir con ustedes.

Belén,
Me encanta tu caricatura es como tú super divertida.

Un beso a todos,
Claudia.

Publicar un comentario