martes, 26 de octubre de 2010

Tarta de calabaza y merengue italiano


Con la llegada del otoño los ingredientes a la mano cambian inmediatamente y uno puede ver en todas las tiendas y negocios las setas de todos tipos, las clementinas, los caquis, las granadas y un montón de calabazas.

La verdad es que cuando paso por las tiendas en esta época mi atención se reparte entre las setas y las calabazas. Las primeras porque en México, aunque creo que existe una gran variedad, siempre se utilizan las mismas y no es fácil encontrar variedades frescas en las tiendas; y las segundas porque tienen un color que me hipnotiza.




Además de su color, verlas por ahí en todos lados me recuerda la llegada del otoño, las fiestas típicas de esta época, y que la Navidad está muy cerca.

Debido a su presencia en esta época la calabaza es pieza importante de algunos platos de festejos de distintas culturas.




Recuerdo que en casa mis tías le preguntaban a mi madre si había hecho calabaza en tacha para el día de muertos. Cómo olvidarme de las calabazas decoradas para Halloween en las puertas de las casas cuando vivíamos en Washington; y por supuesto, cómo olvidar la tarta de calabaza típica de la cena de Día de Gracias.

Por cierto, el Día de Gracias me parece la fiesta más bonita que tienen los americanos. Un día para reunirse con familiares y amigos en torno a la mesa para simplemente dar gracias. Gracias por todo lo que tenemos y lo que somos, por la gente que nos rodea y nos ama. ¿A poco no es chula la idea? Y para todos aquellos que detestan las fiestas por el consumismo que se desata, les tengo una buena noticia, esta fiesta no va de regalos.



En fin, al verme bombardeada por calabazas sentí que era momento de poner manos a la obra y preparar este delicioso postre.




El resultado gracias al blog Tartelette has sido superior a lo que esperaba. Una tarta cremosa, llena de sabores delicados. Muy aromática gracias al aporte de la nuez moscada y la canela, y con una magnífica combinación de texturas lograda con el merengue italiano y el delicioso crujir de la masa sable.





Los invito a probar esta receta de Tartelette que he traducido y adaptado aquí. Y ya instalados en las fiestas (aunque sea un poco pronto), a quien quiera lo invito también a dar gracias por la familia, por los amigos, por la salud, por el trabajo y por todo aquello que nos hace afortunados.


4 comentarios:

Caminarsingluten dijo...

Nos ha gustado tu post, y por supuesto esta receta, que tendremos que adaptar a nuestras necesidades sin gluten.

Besotes

Ana y Víctor.

loma731 dijo...

Hace algun tiempo que no comentaba. Sin embargo he seguido de cerca los ultimos posts! Como lo he dicho antes me encanta tu rese~na fotografica! Y si, por aqui el Thanksgiving 'is a big deal' Un abrazo y no continua con este proyecto!

loma731 dijo...

Hace algun tiempo que no comentaba. Sin embargo he seguido de cerca los ultimos posts! Como lo he dicho antes me encanta tu rese~na fotografica! Y si, por aqui el Thanksgiving 'is a big deal' Un abrazo y continua con este proyecto! (correccion!)

Claudia dijo...

Ana y Víctor,

Si sutituímos la harina de trigo por harina de quinoa yo creo que quedaría muy bien. Gracias por visitarme y espero verlos en Ávila.

Un beso,
Claudia.

Loma,
Ya te extrañaba. Pensé que me habías abandonado, es bueno tenerte de vuelta.

Un saludo,
Claudia.

Publicar un comentario