martes, 27 de marzo de 2012

Camarones asados en mantequilla de chiles y epazote

Si algo me impresionó y me enamoró durante mi estancia en España fueron los deliciosos y variados productos del mar. ¡Dios mío qué variedad, qué belleza y qué calidad!

Los frutos del mar siempre me han encantado; sin embargo, he de confesar que antes de irme de México, hace ya unos 5 años, no era la cocinillas que soy ahora y no apreciaba, o más bien, no me fijaba en muchos productos y su calidad.

Para ser honestos la comida y la cocina siempre me han gustado pero en donde más desarrollé mi afición por la cocina y aprendí mucho de los productos fue en Madrid.

He regresado a mi patria mirándolo todo distinto. Llena de curiosidad por conocer más la tradición gastronómica de mi país, nuestros guisos y nuestros productos.

De esta investigación ya les iré contando a lo largo de mis recetas. Hoy toca hablar de los productos del mar, de nuestras aguas y en particular de nuestros camarones. Digo nuestros camarones porque sé que muchos españoles o incluso personas de otros lugares pensarán que lo que ven aquí parecen más unos langostinos, pero en México estos son camarones.



He descubierto con mucha satisfacción que tenemos productos de mar de mucha calidad. Es cierto que la variedad no se compara con la de España, aquí nunca he visto carabineros, ni gambas, gallos o merluzas.

Nuestras aguas no son tan frías, en algunas zonas incluso son más bien cálidas. En el Golfo de México, de dónde vienen estos fresquísimos camarones que presentamos hoy, la temperatura de las aguas superficiales presenta una media anual de alrededor de los 25oC.

El principal camarón que se pesca en esta zona es el camarón rosado que como se puede observar tiene una cáscara de color rosa claro y al cocinarlo, la cáscara muestra un tono rosa más fuerte, mientras que la carne presenta una tonalidad entre blanca y rosada.

El mercado de los viernes en mi barrio, tiene un puesto de pescado y mariscos de los más surtido y fresco. Uno chicos muy simpáticos te atienden con amabilidad y preparan y limpian el pescado maravillosamente (algún día los presentaré con entrevista y todo).


Todos los viernes nos traen distintos productos dependiendo de lo que llegó fresquito y sabroso de las distintas aguas de México. Este viernes tocaron camarones rosados y yo he querido darles un toque mexicano con esta mantequilla de chiles y epazote. Espero que los disfruten.

Receta aquí.

5 comentarios:

DULCE dijo...

que pintaza...solo falta el vinito...bess

Sandra SinGluten dijo...

¡Qué buena pinta!
Es como un encuentro de dos culturas... La española y la mexicana.
Estaré muy pendiente de tu blog para ver esa entrevista, ¡seguro que cuentan muchas cosas interesantes!
Me ha encantado la entrada de hoy... ¡Está llena de nostalgia ¡y de experiencia culinaria!!
Un beso fuerte desde Madrid.
L.Gemma (Mamá de Sandra singluten)

Mayte dijo...

Me encantan los camarones, son mis favoritos, y siempre los pongo en todo... por aca se importa cada vez más los mariscos europeos, sobre todo desde hace un par de años...tu receta deliciosa...y super apetecible.

Por variedad en México no paramos eh....esta el café, el azúl, el blanco, el pacotilla, el camarón rojo, el gigante, a veces incluso encuentras el cebra...ñam, ñam!!


Mil besos.

fresaypimienta dijo...

Con mantequilla deben quedar esupendos estos camarones, probaré tu receta! un besito

pep martin dijo...

los macarrones preparados de esta manera han de estar deliciosos seguro que el chile aporta un sabor diferente y muy particular, voy a cocinarlos y a disfrutar de este plato

Publicar un comentario