martes, 13 de marzo de 2012

Pechugas de pollo rellenas de flor de calabaza

Si alguien me preguntara que comida o ingrediente de mi país extrañé más durante mi estancia en Madrid, definitivamente tendría que decir que la flores de calabacín o calabaza, como las llamamos aquí. Ya sé que en Madrid las hay pero el problema es que sólo están disponibles por una corta temporada y además son carísimas y te venden muy pocas.

En México abundan, el clima es muy propicio para que se den casi todo el año. En los mercados se venden enormes y preciosos ramos de estas flores y a un precio inigualable. Ese ramo que ven en la foto me habrá costado unos 12 pesos que es menos de un euro.



Aquí se comen de muchas formas, pero la más socorrida es en quesadillas. Se prepara con ellas un relleno, igual al que utilizo para esta receta, y con él se elaboran las deliciosas quesadillas de flor de calabaza.

La receta que hoy les presento es fácil de elaborar, se puede preparar con antelación y queda muy bien para una cenita con amigos. La flor de calabaza tiene un sabor sutil que el epazote y el chile resaltan y además se deja acompañar muy bien con el queso de cabra.



Por cierto el epazote es una hierba aromática muy utilizada en mi país, que le da un toque muy especial a ciertos platillos como las setas. Si no lo logran conseguir no importa, la receta es buena de cualquier manera.



Respecto al chile, es bueno aclarar que en este caso se utiliza una variedad poco picante, el chile cuaresmeño, pues la idea es sólo darle al relleno un ligero toque de sabor. De nuevo si no se consigue sabrá muy bueno aunque el toque mexicano no estará tan presente.




Espero que les guste la receta tanto como a nosotros en casa. Antes de irme sólo decirles que la mudanza va progresando, al menos Max ya no mira una pared en blanco pues su terraza al fin se ha llenado de plantas.



6 comentarios:

DULCE dijo...

que buen plato, besos

Sandra SinGluten dijo...

¡Me quedo la receta!
¡Vaya que si me la quedo!
Me va a cosar, seguramente encontrar el epazote... ¡Pero lo encontraré!
Ya te mostraré el resultado.
Un millón de gracias por compartir estas recetas.
Besos.
L.gemma (Mamá de Sandrasingluten)

Dely dijo...

Nunca he probado las flores de calabaza,te ha quedado una receta original y sabrosa.
Un besín.

Fina dijo...

Hola Claudia! Me llamo Fina y soy de Barcelona, y me ha encantado tu blog y a partir de ahora te seguiré de cerca.
Además me encanta el titulo que has escogido para tu blog, ya que supongo que lo escogiste por el libro de Laura Esquinel, que he leído dos veces . . . . , si contarte las veces que he visto la peli.

Encantada y un saludo.

Claudia dijo...

Hola a todas, gracias por pasar por aquí y no olvidarse de mi.

Dulce,

Gracias por darte una vuelta por aquí. Espero que puedas probar el plato.

Gemma,

Sin epazote también sabe delicioso pero si lo consigues verás que toque tan especial le da a la flor de calabaza.

Dely,

Tienes que probar las flores de calabaza, son deliciosas, tienen un sabor suave y tan característico que el día que las pruebes te van a encantar.

Fina,
Que gusto conocerte y saber que eres fan de la peli y el libro de Laura Esquivel. Mi blog se llama así por ese libro y esa peli. Ahora abundan las peliculas sobre chefs y cocineros pero en aquella época para mi fue un descubrimiento lo que vi.

Besotes a todas,
Claudia.

La Hoja de Albahaca dijo...

Hola Claudia, por favor dinos donde encontrar las flores en Madrid porque nosotros nos estamos volviendo locos para encontrarlos.

UN Abrazo

PD. El blog está fenomenal, nos quedamos siguiéndote.

Publicar un comentario